29 de agosto de 2009

el Tibetano define la palabra "servicio"

"En forma breve puede decirse que el servicio es el efecto espontáneo del contacto con el alma, el cual es tan definido y estable que la vida de ésta puede afluir al mecanismo que obligatoriamente debe emplear en el plano físico. Así, la naturaleza de esa alma puede expresarse en el mundo de los asuntos humanos. El servicio no es una cualidad ni una acción, tampoco una actividad que la gente debe realizar esforzadamente, ni un método para salvar al mundo. Debe captarse con claridad esta diferencia, de lo contrario será errónea la actitud que adoptemos respecto a esta trascendental demostración del éxito que ha obtenido la humanidad en el proceso evolutivo. Servir es una manifestación de la vida. Es un anhelo del alma y es tanto un impulso evolutivo de ésta como el instinto de autopreservación o la reproducción de la especie es la demostración del alma animal. Esta es un enunciado de gran importancia. Es un instinto del alma, si podemos emplear una expresión tan inadecuada y, por lo tanto, innato y peculiar a su desarrollo. Constituye su característica sobresaliente así como el deseo es la característica sobresaliente de la naturaleza inferior. Es un deseo grupal, así como en la naturaleza inferior existe el deseo personal. Es el impulso hacia el bien grupal. Por lo tanto, no puede ser enseñado ni impuesto sobre persona alguna como evidencia deseable de la aspiración, que actúa desde afuera y está basada en la teoría del servicio. Es sencillamente el primer efecto verdadero que se evidencia en el plano físico, de que el alma comienza a expresarse externamente".

No hay comentarios: